Ref. FA800012220

Casita infantil Wonder House

Casita infantil Wonder House de la marca FEBER. Magnífica casa de plàstic con puerta y ventana abatibles. Fácil de montar, como todas las casitas infantiles. Los colores de la casita Wonder House de Feber resisten bien la luz solar y los cambios de temperatura.

La casita infantil Wonder House es una casita de jardín con los elementos de juego más importantes: puerta con llave giratoria, ranura para meter las cartas en la puerta, dos ventanas laterales abatibles y en la parte trasera un amplio balcón trasero. 
Además de su diseño atractivo, la casita Wonder House se caracteriza por su luminosidad interior gracias a sus aberturas. 
A los niños les encanta jugar en las casitas infantiles, les gusta saludar a los abuelos sacando la cabeza por alguna de sus ventanas, les gusta hacer juegos de imitación de los adultos e incluso les divierte esconderse dentro de la casita. 

La casita Wonder House va a quedar muy bonita en su jardín o terraza.  

La casita Wonder House tiene las siguientes medidas:
Casita Wonder House: 120 cm (largo) x 114 cm (ancho) x 135 cm (alto)
Peso 24,3 kg
Caja Wonder House: 111 x 25 x 102,5 cm


Advertencia: Edad recomendada a partir de 2 años
149,99
FAMOSA - FEBER
Advertencia: Edad recomendada a partir de 2 años
El tiempo de entrega es de 2 a 4 días
Necesita ayuda telefónica? Llame al 902 106 630 o al 637 476 844. Horario de atención al cliente de 09h a 19:30h de lunes a viernes y los sábados de 10:00h a 14:00h. (En agosto los sábados cerrados)
Descripción del producto
Beneficios del producto:

Ayuda al desarrollo de la creatividad y de la imaginación de los niños. También ayuda a trabajar la sociabilidad al jugar con más niños. Trabaja también las habilidades artísticas de los más pequeños.

Valores pedagógicos del producto:

Aumenta la sociabilidad, los reflejos del niño, le permite interactuar con el medio ambiente y le hace aumentar también la motricidad.

Recomendaciones de uso:

El uso de este producto favorece a que el niño tenga un desarrollo óptimo de su personalidad. Permite la expresión de los sentimientos y hace que tenga actitudes para poder dominarlos mejor. Provoca un aumento de la autoestima del niño, de su motivación, del reconocimiento y del pensamiento positivo. Es el medio perfecto para mejorar sus habilidades sociales.